Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos. Miguel de Unamuno

31 de julio de 2008

CAPACIDAD DE ASOMBRO

Dicen algunos textos que una de las cosas importantes en la vida es no perder la capacidad de asombrarse, tanto de lo bueno como de lo malo que nos pueda ir pasando en este trayecto que recorremos. Yo me descubro cada día con esa inmensa capacidad para asombrarme y para celebrar las cosas simples de la vida, porque hay que ver cuanto disfruto ver la lluvia caer, una flor silvestre o ver el cielo gris, ese que no le agrada a muchas personas.

Pero no todo es tan bonito. También me asombro cuando veo caer al suelo algunas caretas, cuando se desgarra el velo que los oculta y quedan las personas desnudas; se desmorona y se diluye esa imagen que han tratado de plantar en nuestras memorias y en las propias también. Trato de aprender que no todos son lo que parecen, a veces para bien, a veces para mal, como las trufas por ejemplo, que son unas setas sin forma, con un olor y sabor muy fuerte en su contenido puro, pero muy exquisitas cuando se les ha utilizado adecuadamente para preparar algunos platillos.

Lo importante de esta capacidad de asombro es que nos hace más felices, más inocentes, porque siempre existen más cosas agradables por disfrutar.

No hay comentarios.: