Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos. Miguel de Unamuno

6 de enero de 2010

Uno Crece..

Imposible atravesar la vida...
sin que un trabajo salga mal hecho
sin que una amistad cause decepción
sin padecer algún quebranto de salud
sin que un amor nos abandone
sin que nadie de la familia fallezca
sin equivocarse en un negocio.

Sin embargo, lo importante no es lo que suceda,
sino, como se reacciona.

Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes
vivirás como un pájaro herido incapaz de volar.

Uno crece cuando no hay vacío de esperanza
debilitamiento de voluntad
ni pérdida de fé.

Uno crece cuando acepta la realidad
y tiene aplomo de vivirla.

Cuando acepta su destino,
pero tiene la voluntad de cambiarlo.
Crece cuando supera, se valora y sabe dar
frutos.

Uno crece cuando abre caminos dejando huellas,
asimila experiencias.. ¡Y siembra raíces!

Uno crece cuando se impone metas
sin importarle comentarios negativos ni prejuicios
cuando da ejemplos sin importarle burlas ni
desdenes, cuando cumple con su labor.

Uno crece cuando se es fuerte por carácter,
sostenido por formación, sensible por
temperamento... ¡Y humano por nacimiento!

Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas.
Recoge flores aunque tengan espinas
y marca camino aunque se levante el polvo.

Uno crece cuando se es capaz de afianzarse
con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse
con residuos de flores.
¡Y de encenderse con residuos de amor...!

Uno crece ayudando a sus semejantes
conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.

Uno crece cuando se planta para no retroceder
cuando se defiende como águila para no dejar de volar
cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.

Entonces.... entonces, es cuando Uno Crece.

El Vendedor de Cuentos

Creí que estaba leyendo literatura infantil, o por lo menos juvenil, pero me resultó demasiado profunda para mi hijo de 9 años y le concedí razón cuando me dijo ¨mami, me parece que ese libro no me va a gustar y no voy a leerlo¨. El Vendedor de Cuentos, de Jostein Gaarder, sí, ese mismo, el autor del libro ¨El Mundo de Sofía¨, la mejor manera de enseñar filosofía que ha podido concebirse.

Pero sobre esta novela, el Vendedor de Cuentos, les puedo decir que me pareció genial, diferente, porque tiene una carga de creatividad nueva y la trama gira en torno al relato sobre la vida, desde que la memoria permite rebobinar, de una persona cuya capacidad y su destreza ha sido siempre la de crear historias en su cabeza, darle trama a los personajes, enmarcarlos en una ciudad y asímismo todo el entorno que les rodea, las ciudades, los nombres y la geografía inmediatamente encadenada, siendo esta actividad, la del ensueño y la recreación, más interesante que salir a jugar con los compañeritos de su infancia, para en la adolescencia y de adulto pasar a crear, no escribir, porque nunca quiso ser escritor, crear tramas, sipnosis de novelas, guiones de películas, para ¨ayudar a los escritores¨que pudiesen sentirse un poco apagados, falta de creatividad o simplemente perdidos, y motivarlos a desarrollar estas ideas.

Lo fantástico del libro no es solo el tema, sino las mismas historias que va contando en cada momento de su vida, los relatos que el protagonista va inventando.

Este libro junto a otros del mismo autor han sido mi apasionamiento de este último fin de semana largo, último fin de semana del año 2009 y primer fin de semana del año 2010. Me gustó mucho esta lectura.